Asociación
Europea
de Historia del Psicoanálisis

Ramón Meseguer


El Dr. Ramón Meseguer Albiac, socio de honor de la AEHP, nos dejó el 6 de julio de 2012.

Sigue presente entre nosotros en el legado dejado por sus intervenciones, propuestas y proyectos.
Era Doctor en Filosofía, Licenciado en Psicología Clínica. Psicoanalista. Grupoanalista. Miembro de la American Group Psychotherapy Association y Especialista en Psicosomática Psicoanalítica.

Ramón Meseguer Albiac: una vida entregada al psicoanálisis y a la poesía

José Fernández Toledo

Vino al mundo en Quinto de Ebro, un pequeño pueblo de la provincia de Zaragoza, de esa vetusta Corona de Aragón, vientre paridor de prohombres, destinados a abandonarla. La voracidad de conocimientos le trajo hasta Barcelona y Alemania.

Fue discípulo de Theodor Adorno en Frankfurt, donde se doctoró en Filosofía y pudo aprender en alemán, lengua muy apreciada por los amantes de la filosofía y del psicoanálisis. En una de sus numerosas conferencias afirmaba que el psicoanálisis sólo podía despertar una gran fascinación o un profundo rechazo, ya que Sigmund Freud, junto con Copérnico y Charles Darwin, fueron los tres grandes genios que habían infringido una profunda herida narcisista a la Humanidad: Copérnico demostrándonos que no éramos el centro del Universo, Darwin mostrándonos que somos producto de la evolución de las especies (aún se están discutiendo “evolucionistas” y “creacionistas” en los EE.UU) y, finalmente Freud que dejó bien claro que no somos aquello que decimos ser, sino que estamos condicionados por poderosas fuerzas que habitan en nuestro inconsciente.

Pionero en la psicoterapia de grupo con técnicas psicoanalíticas, fue a su vez un gran conocedor y divulgador de los hallazgos de la Escuela Psicosomática de Paris (I.P.S.O). Se manejaba de maravilla con los postulados más recientes de post freudianos de la talla de Melanie Klein, Wilfred R. Bion o Donald Meltzer. Y como no dejaba títere con cabeza, conocía a la perfección la obra de Jacques Lacan, otro de los “monstruos” del S.XX

Tomando prestado un concepto meltzeriano, podríamos afirmar con total seguridad, que su presencia entre nosotros representó un gran “impacto estético”, y que su ausencia, ha dejado una silla vacía en nuestros corazones

y un lugar irremplazable en la A.E.H.P (Asociación Europea de Historia del Psicoanálisis), donde unánimemente ocupaba el rango de Miembro Honorífico.

Nos duele despedirnos usando sus mismas palabras al final de las jornadas: “Hasta la próxima amigo, y si no nos volvemos a ver, que sea por tu culpa” (pronunciado con un ligero acento maño, tan entrañable para Ramón)





Nombre

Apellidos

Email

Pedido